lunes, 27 de mayo de 2013

Microrrelato IX




EL HOMBRE DE LA BICICLETA

            


Cada mañana le veía ir por el arcén de la carretera con su vieja bicicleta con un cajón atado en el portaequipajes oxidado en el que iba un perrito que nos ladraba a todos los coches. Siempre se fijaba en la vestimenta del viejo: pantalones arremangados, alpargatas de esparto, camisa de cuadros, y gorra descolorida por el sol. Daba igual la estación del año, siempre vestía igual.

Llevaba una semana sin verle, y cada vez que atravesaba el kilómetro de la carretera en el que le solía ver le embargaba una gran tristeza, ¿qué le habría pasado? Nunca lo sabría, o quizá sí.

6 comentarios:

  1. Muy bueno. Cada vez consigues atrapar más con tus microrrelatos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Esto parece más la sinopsis de una interesante novela...
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Bonita historia... ¿Será la rutina la que os unió?

    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno! Cuántas veces hemos tenido esas sensaciones. nos hemos hecho esa pregunta cuando alguien a quien estábamos acostumbrados a ver, de repente no lo vemos. Y cómo tememos esa respuesta...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! he abierto mi blog hace aproximadamente un mes, y te escribo porque me gustaría que lo conocieras haciéndome una visita. Espero que te guste y que pueda verte a menudo por él. Yo también me iré pasando por tu blog.
    Un saludo y gracias.
    http://humanidadesyalgomas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

SI TE APETECE PRONUNCIAR PALABRAS, TE LO AGRADEZCO (AGRADECEMOS)