lunes, 26 de septiembre de 2016

Irlanda. Y Re-read





Espido Freire nunca me decepciona, nunca. 

Hace muchísimo tiempo que estaba tras este libro, pero está descatalogado, así que cuando fui a Re-Read a cotillear y lo encontré, la sorpresa fue mayúscula. 

Para los que no conozcáis Re-Read, es un librería low cost de segunda mano. Sus precios son: un libro 3€, dos libros 5€ y cinco libros 10€. Así que podéis imaginar mi alegría cuando una alumna me la descubrió en Valencia. Cargué con libros que necesitaba para clase, con libros que quería para mí, y con libros para Clara, porque también hay infantiles. Le compré 5 libros de Teo y ¡le encantan!

Total que tuve que aguantar las ganas de leer Irlanda hasta el verano pues me pilló el final de curso, las Oposiciones y el comienzo de la rutina de piscina.



Gustarme es poco. Lo leí con ansia, lo reconozco. En dos tardes de siesta de Clara.

La protagonista consigue transmitir su malestar personal, su agobio por la muerte de su querida hermana, así como su envidia y anhelo por su prima Irlanda, tan perfecta que parece artificial.

Natalia, la protagonista, (qué bonito nombre, Clara estuvo a punto de llamarse así) nos cuenta su devenir personal en la finca de verano a la que es obligada a ir por su familia. Allí vive a remolque de la estupendísima Irlanda que todo lo hace bien, tiene el pelo fabuloso, la vida perfecta, el hermano ideal, el pretendiente idóneo y hasta un gato magnífico. Y le encanta hacer de menos en todo a Natalia.


Es una novela corta, su final es APOTEÓSICO. No puedo decir menos. Y, por supuesto, no voy a revelar nada. 



Supongo que al ser un libro de hace unos años lo habréis leído, así que espero impresiones vuestras. 

Es una pena que esté descatalogado pues me encantaría recomendarlo a mis alumnas, a alguna especialmente.