martes, 28 de marzo de 2017

Aceite de palma


Llevo ya cerca de un mes leyendo más detenidamente todas las etiquetas de aquello que compro para que no entre en casa nada que lleve aceite de palma o algo parecido (aceite de palma, manteca de palma, grasa de palma, palmiste, ácido palmítico, ascorbil palmitato) por su alto contenido en Colesterol del malo y por su poder de adicción. Además de que estamos intentando comer cosas cada día más sanas, menos tratadas, y con mayor calidad. 



¿Os habéis enterado de la revolución del aceite de palma? 

Resulta que hoy me ha llegado por Whatsapp una cadena de esas que piden que votes una iniciativa en Change.org y era para que eliminen el aceite de palma de los alimentos infantiles, ¡en las leches en polvo de los bebés hay aceite de palma!

Es que está en todas partes, las rosquilletas (que decimos en Valencia) o panes especiales que encontramos en los súper con cacahuetes, pipas... todas llevan aceite de palma, las galletas de los niños, las cremas de cacao, las barritas energéticas, los bollos industriales...



Si queréis leer noticias sobre su peligrosidad y sobre lo que estoy hablando  
clic  

clic  


Además, resulta que no es un aceite que se comercialice para usar en casa, es decir que no sabemos cómo lo tratan para que llegue a las fábricas de alimentos, solamente que es muy barato y que encima está matando bosques donde viven los orangutanes... y se están quedado sin su hábitat natural por el enriquecimiento de unos y la ignorancia de otros...


Al final es un problema para la salud pero detrás siempre hay un gran negocio